En "Lean vs Agile vs Design Thinking", Jeff Gothelf escribe sobre estas tres metodologías y describe cómo funcionan, ya que hay componentes valiosos en cada una.

Usted debe elegir los elementos de cada método que funcionen bien con sus equipos y los valores que su empresa está tratando de transmitir.

Design Thinking

El pensamiento de diseño es un método que utiliza elementos del kit de herramientas de un diseñador como la empatía y la creación de prototipos para encontrar soluciones innovadoras a problemas difíciles. Consta de cinco pasos: Empatizar, Definir, Prototipar, Idear y Probar. El pensamiento de diseño se utiliza mejor cuando se trata de problemas complejos porque los enmarca de una manera centrada en el ser humano, lo que permite a los diseñadores elaborar lo que es más importante para los clientes.

Lean UX 

Lean UX es un proceso iterativo que se enfoca en obtener retroalimentación tan pronto como sea posible para asegurar una rápida toma de decisiones. Lean UX tiene menos que ver con los entregables, más que con hacer más efectivo el proceso de generación de ideas a través del uso de suposiciones e hipótesis. Las suposiciones son ideas que creemos que son ciertas. Están diseñados para generar un entendimiento compartido que permita al equipo comenzar. Algunas de las preguntas que puede usar para crear suposiciones son: "¿Para quién es el producto?", "¿Cuáles son las funcionalidades más importantes?", "¿Cuándo se utilizará el producto?" Priorice las ideas que genere durante la sesión de lluvia de ideas por el riesgo que representan y el nivel de comprensión del tema en cuestión. El segundo paso es formar una hipótesis para probar los supuestos. Comienza explicando por qué la idea es importante, seguido de lo que quiere lograr. Finalmente, piensa en lo que necesitarías para probar que la hipótesis es cierta. Trabajar así elimina la duda de si una idea es buena o no.

El Producto Mínimo Viable es uno de los conceptos centrales en el proceso Lean UX. Un MVP es la representación más básica de una idea utilizada para probar antes de desarrollarla. Si no hay resultados valiosos de las pruebas, el equipo abandona la idea y pasa a la siguiente.

Agile

Agile es una metodología que fue utilizada inicialmente por los desarrolladores de software para planificar los entregables de manera iterativa e incremental. Frente al método tradicional de "cascada", en el que los equipos planifican el proceso de desarrollo al principio o antes del desarrollo, el ágil permite a las organizaciones adaptarse a las necesidades del mercado. Agile se centra en impulsar resultados rápidamente limitándose a la retroalimentación de los grupos de interés.

management_product_project_opinno

Gothelf escribe sobre las prácticas centrales de Design Thinking, Lean y Agile que pueden integrar equipos multifuncionales:

Trabajo en ciclos cortos

Ya que usted no sabe cómo van a responder sus clientes al cambio, hacer suposiciones es arriesgado. Entregar en incrementos pequeños es un concepto clave en Agile y Lean. Presente el proyecto como un experimento y pruébelo con un subconjunto de su equipo. Si el proyecto fracasa, no has gastado demasiados recursos y lo tomarás como una experiencia de aprendizaje. Si tiene éxito, mantenga la práctica, mejórela, amplíela y aplíquela a más equipos.

Trabajar como un equipo equilibrado

Anime a sus equipos a trabajar juntos. Los equipos multidisciplinarios formados por diseñadores, ingenieros y desarrolladores proporcionan la experiencia, perspectiva y conjunto de habilidades necesarias para resolver todos los aspectos de un problema. Los esfuerzos de los miembros del equipo deben ser coordinados y orientados hacia el logro de los mismos objetivos. Los equipos equilibrados eligen las mejores partes de Design Thinking, Lean y Agile y las aplican según sea necesario en su colaboración.

Priorizar el descubrimiento de productos y entregar el trabajo de la misma manera

"El trabajo que se puede visualizar es el trabajo que se hace". Toda empresa que practica alguna forma de Ágil utiliza tableros que apoyan al equipo en la visualización del trabajo que se realiza. Agile y Lean abogan por el aprendizaje continuo. Design Thinking se centra también en el aprendizaje, pero no hay un proceso o ritual claro vinculado a la visualización del aprendizaje. La parte de entrega del proceso se mide y ejecuta. La agilidad es la clave para crear equipos y organizaciones con capacidad de respuesta.

Revise sus criterios de gestión del rendimiento

Este es uno de los factores más importantes para asegurar que los equipos elijan la combinación más efectiva de las tres metodologías. Si una empresa incentiva el aprendizaje, los equipos crearán mejores procesos de descubrimiento de productos. Si una empresa incentiva la velocidad, los equipos aumentarán la velocidad de entrega de nuevos productos. Si desea reforzar la colaboración y crear un entorno de aprendizaje, los empleados tendrán que ser evaluados por su capacidad para incorporar el aprendizaje continuo en su trabajo.

En conclusión, los clientes están menos interesados si utiliza Design Thinking, Lean o Agile para gestionar sus procesos de trabajo. Lo que importa es cómo crear productos que resuelvan los problemas de forma eficaz.