En 2001, un grupo de desarrolladores de software estableció los principios de la metodología Ágil en un documento llamado el Manifiesto Ágil (Agile Manifesto).

Con el tiempo, la gestión de proyectos ha adoptado principios como la "satisfacción del cliente a través de una entrega temprana y continua, la "simplicidad, el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado" o la "atención continua a la excelencia técnica" y el "buen diseño mejora la agilidad".

Agile es un enfoque iterativo que ayuda a los equipos a entregar una mayor calidad de trabajo más rápido. En lugar de invertir recursos en un proyecto y lanzarlo como versión final,

Agile propone un enfoque diferente. Los equipos entregan en pequeños incrementos que son probados para asegurar que la compañía esté lista para responder al cambio y adaptarse rápidamente a las necesidades del mercado. 

En 2019, las empresas continuarán implementando Agile. Aquí hay una visión general de las tendencias ágiles que se dan en las empresas de todos los sectores.

  • Las compañías todavía están luchando para "ser" ágiles. Dado que Ágil es una mentalidad y una forma de estar en un estado de desarrollo continuo, muchas empresas están tratando de implementar los principios de Ágil sin internalizar sus principios: pensamiento iterativo, entrega en incrementos, colaboración interdisciplinaria, retroalimentación temprana y comunicación directa. Una solución podría ser contratar a un coach que haya trabajado en empresas que hayan implementado ágilmente con éxito.
  • Los líderes están empezando a darse cuenta de que para obtener todos los beneficios de la implementación ágil tienen que estar involucrados a nivel de equipo. Ágil es en gran medida cambiar la mentalidad y la cultura organizacional. Para que el cambio sea duradero, tiene que empezar desde arriba. El liderazgo es responsable de orientar a la organización en la dirección correcta. El objetivo no es implementar Agile sino ser más receptivo al mercado, acortar el ciclo de vida del producto y seguir siendo competitivo en el mercado.
  • Más compañías están implementando Scaled Agile Framework (SAFe). Sin embargo, muy pocos de ellos tienen una comprensión clara de lo que están tratando de lograr. Las empresas se están centrando en las prácticas en lugar de en lograr resultados. 
  • Agile continúa expandiéndose fuera de TI. Los principios de Agile se aplican a todos los departamentos. Ayuda a los equipos a priorizar, a trabajar de forma incremental e iterativa y a hacer las cosas bien. Lo más importante en Agile es establecer los objetivos, qué es lo que el equipo quiere lograr y cuál es la cantidad mínima de proceso necesaria para alcanzar los resultados.

El camino hacia la agilidad es mirar las cosas de una manera orientada a los resultados. Las empresas no deben comenzar con las prácticas, con "tenemos que implementar Ágil", sino con lo que quieren lograr. Además, la transformación no es sólo un problema de equipo. El papel del liderazgo en la visualización del progreso de la transformación, en la medición de si la empresa está alcanzando las capacidades y resultados deseados, es esencial.