La transformación digital es el proceso de utilizar la tecnología, las personas y los procesos para reestructurar una organización con el fin de mejorar el rendimiento empresarial.

El proceso de transformación digital comienza con la conciencia de la necesidad de cambio. Cambiar el idioma que utiliza, el entorno de la oficina, desmontar silos y crear un entorno de trabajo más informal. El segundo paso es cambiar los KPIs utilizados para los individuos, los equipos y la organización en general. En tercer lugar, la transformación digital se refiere a las decisiones que se toman para inculcar el cambio en la organización. La transformación digital es una señal para toda la organización. No es sólo la tarea del Oficial de Transformación Digital; es tarea de todos crear el cambio a través de las acciones que emprendan.

Un estudio realizado por McKinsey en el que se encuestó a 1.793 representantes de regiones, tamaños de empresas, industrias, especialidades funcionales y cargos sobre los proyectos de transformación digital en los que han participado muestra que ocho de cada diez encuestados han participado en un proyecto de transformación digital en los últimos cinco años. Sin embargo, menos del 30 por ciento de las compañías reportan una transformación exitosa y menos del 16 por ciento dicen que la transformación organizacional digital ha mejorado el desempeño y las ha preparado para sostener el cambio a largo plazo. El éxito también varía según el tamaño de las empresas. En las organizaciones con menos de 100 empleados, los encuestados tienen un 2,7% más de probabilidades de informar de una transformación digital exitosa que en las organizaciones con más de 50.000 empleados.

El mismo estudio muestra que los factores que contribuyen al éxito de la transformación digital se dividen en cinco categorías: contar con los líderes con la experiencia digital adecuada, crear capacidades para el lugar de trabajo del futuro, capacitar a las personas para que trabajen de nuevas formas, proporcionar a las herramientas del día a día una actualización digital y, con frecuencia, comunicarse a través de los métodos tradicionales y digitales.

opinno_digital_transformation_workplace

El papel de los líderes digitales en el proceso de transformación

Para dirigir la organización en la dirección correcta, las empresas necesitan directores digitales comprometidos y dedicados. Los resultados del estudio muestran que menos de un tercio de las empresas dedicadas a la transformación digital contratan un CDO. Las empresas con líderes digitales inteligentes tienen 1,6 veces más probabilidades de tener éxito en los esfuerzos de transformación de las empresas.

Creación de capacidades para la fuerza de trabajo del futuro

El estudio muestra que el desarrollo de talento y habilidades es uno de los factores más críticos para el éxito en un esfuerzo de cambio digital. Lo primero que tienen que hacer las empresas es redefinir las responsabilidades laborales para alinearse con la estrategia de digitalización. Cuando se aplica esta práctica, los empleados tienen 1,5 veces más probabilidades de reportar esfuerzos de transformación digital exitosos.

Otras dos funciones importantes son los integradores y los gestores de la innovación tecnológica que conectan las partes tradicionales y digitales de la empresa. Los integradores traducen y conectan las capacidades digitales con la forma de trabajo existente. Los gestores de la innovación tecnológica tienen habilidades técnicas específicas para liderar el trabajo sobre las innovaciones tecnológicas de la empresa. El éxito es más probable cuando las empresas implementan planes a nivel de toda la organización para contratar talento con las habilidades específicas necesarias en el proceso de transformación digital. Los empleadores que utilizan métodos de reclutamiento innovadores, como conferencias tecnológicas y hackatones, tienen al menos el doble de probabilidades de tener éxito en la atracción de talento digital de alto nivel.

Empoderar a las personas para que trabajen de nuevas maneras

Cambiar la cultura organizacional es uno de los aspectos más importantes del proceso de transformación digital. La investigación llevada a cabo por McKinsey muestra que hay dos formas principales en las que las empresas están capacitando a sus empleados. El primero es establecer nuevas formas de trabajo como la mejora continua o un entorno de trabajo abierto. Otra es facultar a los empleados para que elijan los métodos que desean adoptar para apoyar la digitalización. El éxito del proceso de cambio incumbe a los empleados en todos los niveles de la organización. Se debe animar a los miembros del equipo a que desafíen las viejas formas de trabajo, experimentando con nuevas ideas y, lo que es más importante, a que trabajen de forma interdisciplinaria. Los empleados que cumplen estos criterios tienen 1,6 veces más probabilidades de tener éxito en sus esfuerzos.

Mejora de la forma de trabajar diaria para apoyar la estrategia digital

Para que los empleados adopten una nueva forma de trabajar, el estudio revela cuatro cambios que implican el uso de herramientas digitales.  El primer cambio consiste en adoptar herramientas digitales que hagan más accesible la información en toda la organización. La probabilidad de que ocurra una transformación es el doble cuando las organizaciones implementan tecnologías digitales de autoservicio. Otra cosa que las empresas pueden hacer es modificar sus procedimientos estándar para adaptarse a las nuevas tecnologías. Además, un enfoque en la toma de decisiones basada en datos y el uso de herramientas interactivas puede acelerar el proceso de transformación.

Comunicación frecuente a través de métodos tradicionales y digitales

La comunicación clara siempre ha sido la clave para el éxito de los esfuerzos de transformación. Es imperativo que los empleados comprendan hacia dónde se dirige la organización y por qué debe producirse el cambio. Otra medida importante es que los dirigentes de alto nivel inculquen un sentido de urgencia para que la transformación tenga lugar en sus unidades, una práctica en la que es esencial una comunicación eficaz. El estudio muestra que el uso de herramientas de comunicación remota es más efectivo que los canales tradicionales.

En conclusión, la transformación digital se trata de estar en un estado de mejora constante. Es importante contar con los líderes digitales adecuados para reforzar los nuevos comportamientos y los mecanismos formales que han demostrado apoyar el cambio organizacional. Sin embargo, es tarea de todos hacer que la transformación digital ocurra, por lo que es esencial reclutar a personas con las habilidades y la experiencia adecuadas para asumir los nuevos retos. Estas medidas, junto con una estrategia clara comunicada a todos los miembros del equipo, acelerarán el proceso de transformación.