Hoy en día el email marketing juega un papel importante para los profesionales del marketing, ya que la personalización se ha convertido en un elemento tan importante para las empresas y los clientes, el email marketing es fundamental para la comunicación con los usuarios y el personal.

Los proveedores de servicios de Internet guían y administran los correos electrónicos entrantes de los clientes, ellos deciden el contenido elegible, de modo que los profesionales del marketing puedan regular los mensajes de correo electrónico en términos de dónde y cómo se envían, enrutan y reciben. 

Para lograr los mejores resultados de negocio posibles, es importante estar al tanto de los sistemas relacionados con el correo electrónico, la dirección IP y la reputación del remitente y asegurarse de que todo encaja y funciona bien en conjunto.

En primer lugar, el Protocolo de Internet o dirección IP es el número que puede ser propio o compartido y se asigna a cada dispositivo de red conectado a través de Internet. Tener una dirección IP individual puede ser más beneficioso por varias razones. En primer lugar, asigna con una Reputación de Remitente y así, permite controlar las prácticas de envío evitando interferencias. Lo que también es importante, es que permitirá que la función reciba retroalimentación interpretada, como por ejemplo, cómo se reciben los mensajes y si hay datos sobre las quejas. Como resultado, ayudará a los profesionales de marketing a optimizar su mensajería y sus listas de base.

Insights

Existe un conjunto clave de criptografía pública y privada que se utiliza para identificar al remitente, esto se denomina Domain Key Identified Mail o DKIM. Lo que las empresas deben saber es que existe un sistema de autenticación que ayuda a las marcas a proteger sus dominios para que no sean utilizados por otros con fines malintencionados. Este marco se llama Sender Policy Framework o SPF y revela la especificación de cada dirección IP.

La reputación del remitente es fundamental para cultivar una reputación positiva en el dominio, ya que puede afectar a la ubicación de los correos electrónicos después de su envío (por ejemplo, la bandeja de entrada o la carpeta de correo no deseado). Además, ser consciente de lo que se ha discutido, permite a los profesionales de marketing crear estrategias y decidir qué prácticas implementar para diferenciarse de la competencia y tener éxito en el mercado.